Imperial Cleaning

Arte y cultura

Manolo Lombardia y Germana Lombardia.

Menú de navegación

Actualidade

No hicieron ni un goal: Los jugadores vencidos desaparecieron como ratones en sus cuevas. Como en la escuela. La disciplina ante todo. No se toleran ayudas y se prohibe cebar antes de empezar la prueba. Se inicia la prueba con un tiro de mortero. Se advierten indumentarias variadas y sin pretensiones. Muchos tirantes a la vista. Es un deporte que no exije traje apropiado. Todos se sientan en el suelo. Las miradas ansiosas, se concentran en las boyas. Si la boya se sume o si no se sume.

Si se sume se anima el pescador. Pronostica el resultado por el sabor, como si catara un vino. La frase de Don Eligio: Don Eligio comienza evocando El sacerdote llegaba del pueblo vecino, guiando un Ford, envuelto en una nube de polvo del camino, a cumplir su rol de director espiritual en ese acto de tanta trascendencia moral.

Concluyentes manifestaciones de la destreza de los hombres de estos tiempos. Subimos de nuevo al auto, y en el trayecto, compadecidos de una mujer que caminaba, en un grupo, con un chico en brazos, con tan abrumadora temperatura, paramos para invitarla a subir.

Con esas vestimentas no se perciben diferencias, todos los hombres se asemejan. Paramos el coche a cierta distancia de la capilla. Y esto lo vimos todas. Esto es muy grave, no hay nada que hacer. No hubo nada que hacer. Nos parece que en el mundo de hoy en estas cosas, lamentablemente, no ha cambiado mucho. Eran las doce menos cuarto. Me detengo en el acto a su lado.

Se la entrego, naturalmente. Toman una serie de notas. No me la devuelve y se limita a decirme: Me atienden otro escribiente y otro oficial. Entro con mi celosa custodia. Me atienden otro oficial y otro escribiente Se inicia un expediente. Declaraciones de edad, nombre de mi padre, de mi madre, etc. Me pasan, al rato, a un segundo patio. Tenemos un banco para sentarnos. Deseaba conseguir algo para comer.

Nadie tiene el menor deseo de socorrernos. Nos hcen pasar de nuevo als mostrador. Antes de llevarnos me preguntan si tengo armas.

Un agente me palpa. No me agradan que me toquen y menos que me palpen. Un comisario, amable, me dice: Y yo siempre mudo y sin la menor protesta. Le manifiesto mi deseo de mandar comprar algo para comer. No encuentra sandwiches en el barrio. Termino mi frugal almuerzo. Aparece otro hombre que me dice: Declaraciones, firmas, impresiones digitales de todos los dedos juntos de las manos, con algunas de llapa de los pulgares.

Y ya estoy prontuario o algo por el estilo. Y sigue mi cautiverio. Hay que esperar al Juez. Y plenamente se justifica el aumento de la burocracia, y de las fuerzas organizadas si se quieren hacer bien las cosas. Voy en el acto a visitar a mi amigo el caballero argentino. Le explico lo que ha pasado. Yo no insisto, no quiero avergonzarlo. El Plata , Setiembre 30 de p. Don Eligio se parece mucho, en sus ensayos , a Michel de Montaigne.

A su regreso del exilio y "arropado" por el prestigio universal, prosigue su actividad profesional: En su ensayo "Es imposible escribir sin temas" cita Don Eligio el aria del Chevalier Des Grieux del tercer acto, escena segunda: Nunca es del todo bueno, ni del todo malo. Mas con toda evidencia, podemos afirmar que nosotros no hemos elegido nuestra inteligencia, nuestras disposiciones, nuestras pasiones, el color de nuestros ojos El alquimista de Joseph Wright of Derby Lo peor, tal vez, que puede pasar es que fracase.

Te dejo el sitio, le dije. Te deseo mejor suerte, y hasta pronto. Cielo azul, mar azul. Una que otra gaviota destacba su blanco plumaje en el fondo azul, y planeaba, indolente, vagando, como mi pensamiento. Debe ser el resultado de las digestiones, o de las indigestiones, no estoy bien seguro. Voy a hacer memoria de dos o tres casos realmente singulares en este sentido.

Un poco gastado; pero inspirado y sentimental. Iba a repetir por quinta vez el ensayo, ya estaba perfecto, y siento que golpean la puerta con violencia. Voy en seguida, le contesto.

Lo voy a consultar. Aurora es una divorciada, buena moza, cuarentona. Mora, esta dulcinea, en una quinta. Impulsado violentamente, doy tres o cuatro inseguros pasos. Se la llevo al Director de la revista. La lee y me dice: Pasaron tres meses, y como la nota no se publicara, le pregunto: Y nada durante otros tres meses.

Vuelvo a interrogarle, y me dice: No puede tener el mismo origen directo. De un pudor excesivo. El fuego ardiente es su medio. Los hombres la persiguieron. La hicieron feliz y desgraciada. Y tuvo que sufrir. La sociedad no perdona. Vaticinios de una vida eterna y dichosa pronosticaron para la virtud inmaculada, de la primera; censuras dolorosas y crueles recayeron sobre la segunda.

No quiero erigirme en acusador de responsabilidades de la vida. Engarzado en un arenal de la costa, existe un verde pinar encantador. Esa ave gris y nocturna. Parece que estuviera siempre cansada de volar. Siempre tendida en el suelo con sus alas desplegadas. Vuela ocho o diez metros, y se deja caer otra vez rendida.

Se aleja y yo ocupo el mismo sitio. Los dos descubrimos el mismo refugio. El viento, sostenido, murmura entre la hojarasca. Lejos de los ruidos mecanizados. Del progreso, vestigios se advierten, es cierto. Atrajo mi mirada la arena brillante. El hombre es malvado y parece que no puede estar sin ejercitar su crueldad Fue el Destino y sus Parcas.

Hay que ser fatalista, me dije. La edad en los hombres. En tres etapas he pensado que se divide el recorrido incierto de la vida de un hombre. El amor, la fuerza, las pasiones, las esperanzas, las ambiciones Su origen es la palabra "Conserva: Carne, pescado, legumbres, etc.

No nos vemos como realmente somos. Me encontraba bien, relativamente feliz. No recuerdo el nombre ni hace al caso. A esa hora desierto y en silencio. Un mozo recostado en una puerta. Era un hombre muy joven. Alimentando, siempre, cierto optimismo. Se hace chacota del advenimiento.

No veo diferencia alguna. Entonces, la madre, para animarla, le dijo: Para alguien ya era "El abuelito de Olguita". Evoca mi memoria el singular desenlace amoroso en la vida de un vecino, que yo ignoraba hasta hoy.

Al cumplir los setenta, teniendo en cuenta su edad ya algo avanzada, intervienen los hermanos y lo convencen de que tome a su servicio una mujer.

Le llevan una vieja. El paisano no congenia con ella y la despide. Vagando por la ciudad. Inquiero por el nigromante. Pues nada de particular.

Naturalmente, yo ya estaba adentro. Con otro raro anuncio que dice: Se ve una mano pintada con seis dedos. Quise comprobar la exactitud del caso. Y ya me encuentro de nuevo en la calle con dos paquetes. Otro letrero original me impresiona. Penetro en ese austero reinado. Era un bar con emanaciones violentas. Su mundo era Haroldo.

Y no quiso vivir. Durazno de sus fundadores, Mario y Eduardo Capurro Etchegaray. Superados ya los Se trataba de convencer al productor a valorar este trabajo. Los productores que aceptaban o solicitaban la visita del experto por lo general buscaban el mejoramiento de la lana.

Sin duda el trabajo en los bretes fue la base indiscutida. Cuando empiezan a actuar los expertos, encuentran ovejas de todo tipo, con grandes variaciones en la lana. El productor era muy prolijo en el cuidado de sus ovejas. Mi respuesta creo que fue sincera y clara: No le echaba carneros a las ovejas paridas y en borregas esperaba a los 4 dientes.

De esta forma los animales aceptados de los planteles se marcaban con un tatuaje en la oreja para reconocerlos como aptos y aconsejados para el mejoramiento. De esta manera los carneros tatuados fueron preferidos por los compradores. Los carneros fueron considerados como padres de planteles. Trabajamos en los bretes, todo bien sin problemas. Al final vimos los Lincoln y trajo un lote de 5 carneros seleccionados, posiblemente racionados y cuidados bajo techo. Lo vimos en los lotes presentados para la venta en exposiciones y remates.

El Presidente era Pacheco Mi mujer recuerdo me dijo que estaba loco. Yo le dije que era un razonamiento muy simple: Empezamos a trabajar juntos con mucho entusiasmo. Llegaba a las 8. Yo me quedaba hasta las 8 de la noche. Eso fue el comienzo de nuestro trabajo en el Ministerio. No quedaron los blancos ni los colorados y las leyes quedaron en la nada.

Justamente es lo que me interesa. Nos metimos a hacer el estudio de lo que es ahora el impuesto. Sigue existiendo, pero ahora es distinto. Eso fue lo que empezamos a hacer. Algo ya estaban haciendo los tupamaros. Todos los mapas de los campos eran hechos desde aviones. Me dijo que terminara el trabajo. Me contrataban como si fuera una empresa para que terminara el trabajo.

El trabajo se hizo. Pero el concepto era distinto. Eran de avanzada, exactamente. Renunciamos porque entre todos los problemas que habia, habia un problema de la carne, por todos conocido.

Hubo un enfrentamiento total: Lo de la carne fue terminante. Se manejaba todo de otra manera. Nunca nos pusimos de acuerdo y nos fuimos. Hubo que importarlo de Argentina. El fue un gran colaborador. Mientras tanto a nivel nacional el bochinche era cada vez mas grande. A principios de marzo del 71, siendo yo presidente de la Rural, secuestran a Frick. A Frick lo secuestraron saliendo de su casa. Le abrieron la puerta del auto. Eramos los grandes oligarcas. Me llamaron especialmente para decirme que me cuidara.

Era el gran oligarca. Era una lista enorme. Tuvimos que sacar todos los archivos y meterlos en un banco. Era algo muy molesto. Hubo que tomar muchas medidas para cuidarse. Fue un discurso muy breve. Frick al final hizo el trabajo. Es el libro del Centenario de la Rural. Hay un poco de todas las cosas.

No es ni tanto ni tan poco. Ahora las cosas han cambiado. No se puede hacer milagros. La gente no se da cuenta lo que estamos cambiando. Ahora uno va por la carretera. Ve a los paisanos en bicicleta. Hay cambios pero se precisa tiempo. Te voy a explicar porque yo con mi padre tuve una diferencia. Y eso produce la lentitud en el campo. Bueno, seguimos con Frick. En realidad el problema de los tupamaros fue que eran radicales y no hay quien convenza.

Eso es lo terrible. Por un lado el poder en mano de esa gente y por otro Se dicen cosas muy graves. Era un enfrentamiento sin razonamiento. Pero el problema era otro.

Fui a buscarla y la carta estaba. Si fue algo desagradable. Porque eso rompe un poco con la estructura que tiene la gente de que el gobierno pachequista era conservador, pero para el agro. Me dijo que bueno Antes no se daba nada de eso. Porque un ternero si no se lo cuida bien no produce y lo mismo para el manejo de la pradera, para todo. Ignacio Algorta administra "San Juan". Mario y Maty hicieron diversos viajes entre ellos uno oficial a Australia y Nueva Zelandia en abril de y varios privados a Europa.

Se viajaba al principio en un jeep land rover , con el que varios aprendimos a manejar, luego en una camioneta. Semanario Festivo Director Ch. Nuestros caballos viven al aire libre, desde que el potro nace y durante su entrenamiento pasta y corre libremente. Apostamos a un caballo de gran resistencia, velocidad y docilidad.

Varios buenos caballos pasaron y quedaron en nuestra historia de carretera: Los Capurro Ruano II. Los Capurro Etchegaray IV. Complicada tarea me he impuesto. Foto tomada en noviembre de De izquierda a derecha: Los perros Chingolo y Bocanegra. Pintaba porcelanas con admirable destreza, variando los motivos, pero siempre dentro de su propio estilo. Curieux peintre que Fernando Capurro. Esto poco a poco se fue desvaneciendo. En el mercado Fuente: Agradecemos a la Sra.

Haroldo Capurro, muy atte. Entregaron parte de su arsenal: Romance a Aparicio Saravia. Tenacidad y audacia 7. El Club de Golf de Punta Carreta El casamiento visto por Don Eligio Don Eligio en un bautismo Don Eligio en el cine Don Eligio en el Estadio Don Eligio y la pesca Don Eligio y la medicina Ivan -- Susana casada con Juan Pedro Labat: Elida Etchegaray Mami y sus hijos de izquierda a derecha: Casa Capurro Etchegaray en la Avda. Sant' Eligio Orsanmichele, Firenze.

Las tres horas de las tardes invernales en Montevideo. La "Atenea Parthenos"de Fidias. Tenacidad y audacia La bondad de las ideas que conciben los hombres, tiene un valor relativo, en cuanto a su trascendencia; todo depende de la tenacidad con que se sostienen.

Un viaje en el Aguila Verde. Estancia "La Pastoral" Dpto. Socios fundadores del Club de Golf del Uruguay sentados, desde la izquierda: Pearson y Allen O. Don Eligio asiste a un interesante match de golf. Shirley Temple con Cary Grant Fuente: Un match de futbol en el Estadio Impresiones de un profano. Un concurso de pesca. Melancholia de Albrecht Dürer. L'Amour victorieux Le Caravage — En Expo Prado , 8,5 kg con media lana. Don Mario y don Eduardo trabajando Don Mario. Carlos Frick Davie y su esposa Xenia Iewdiukow.

Pascual y Juana E. Ella en su amor no se explica desde mundo la rareza, que castiga a la pobreza como un crimen inaudito y ensalza hasta el infinito el brillo de la riqueza. Viendo Pascual que su Juana jura amarlo hasta la muerte por ver si cambia su suerte, quiere partir a La Habana.

Estira las patas dormido en el sol el buen gato "Egidio" tostado el color. Y todos se embriagan de aire y de sol liban mariposas tiembla un picaflor.

Son ocho cuerpecitos en continua pirueta que disipan mi bruma y me cubren de sutil espuma Son mi planta trepadora florecida, que se torna frondosa en primavera. Bendita la inquietud de los ocho cuerpecitos de las ocho cabecitas. Con su rumor de gracia con su levedad, con su encanto, o con su ligero llanto Son ocho cabecitas enruladas o lacias que me acosan libremente, a su modo. Rosina y las porteras. Hay que ver a Rosina y las cinco porteras que ya se conocen como amigas viejas y se abren a gusto cuando ella se acerca!

Mil verdes se mezclan en alardes vivos zahumerio de selva rumor de los trinos. Claveles del aire en los espinillos telar que las lianas anudan sus hilos. Durazno Annette, Klaus Fiek, Rafael Gira el molino, junto al sauzal Y un sol de siesta se siente quemar Se abren jazmines junto al brocal y se oyen risas en el arenal Retozan chiquillos - se siente piar Que grata es la sombra del manso solar "Construyen casitas", se surca un canal regaderas de agua, que vienen, que van El hornero y su nido Nuestro hornero Hornerito pardo pajarito nuestro para construcciones eres un maestro.

Pajarito alegre trovero del campo de piar armonioso y traje tostado. Hornerito parado pajarito nuestro para construcciones eres un maestro. El 5 de mayo de el establecimiento fue adquirido por Santiago Bordaberry. Las majadas se originaron con la raza Merino Rambouillet cruzada con la variedad Vermont.

En la tablada de Montevideo los productos de este establecimiento fueron muy reconocidos. Conserva su fachada original y alberga amplios dormitorios de paredes anchas y techos altos que hacen fresco el verano y placentera la siesta. A un costado de la casa, se levantan la torre y un alero reparador para disfrutar el aire de campo. Durazno de izquierda a derecha: Estancia "Pampa del Pedernal" Dpto. Calamoresca , Monte Argentario Toscana. This text may be used and shared in accordance with the fair-use provisions of U.

Archiving, redistribution, or republication of this text on other terms, in any medium, requires the consent of the authors. Juan Bautista, Federico E. El tanque de agua a la izquierda y adyacente noria sobre un pozo de agua, dan fe de las pirmeras obras de indispensable utilidad realizadas. Fue la edad dorada para mi padre. El acceso a la quinta por su frente termina sobre las casas. No se hablaba entonces del comunismo de hoy.

Aquel era un comunismo dentro de un libre colectivismo de libre individualismo. Fiestas y almuerzos eran en ocasiones celebrados. Su hijo fue designado para sustituirlo, pero estaba lejos de prestar sus servicios con la eficiencia de su padre. El condominio no era favorable. Para ellas vive como antes. De vez en cuando se organizan almuerzos parciales que suelen convertirse en generales. Olga, por su parte, recibe a sus relaciones, Amabilia, Dominga y las negras Catalina, Juana Rosa, etc.

Son ellos pintorescos y cordiales comadreos intercalados entre sus preciosas pinturas sobre porcelanas. Son sutiles y hondos como los secretos de las viejas pasiones extinguidas, que se ocultan al abrigo del tibio calor de las cenizas. La renuncia a la lucha armada. Montevideo, abril de Estancias arte y paisaje del Uruguay, op. De viaje a Europa El puerto de Montevideo Fuente: Sant' Eligio Orsanmichele, Firenze Fuente: Don Eligio asiste a un interesante match de golf Cultivo la amitad de un hombre maduro que aprecio y distingo; pero juega al golf.

El casamiento visto por Don Eligio "Todos saben perfectamente lo que es un casamiento, naturalmente. Don Eligio en el cine "Llego del cine, satisfecho. Cuando salen a caballo o Versos a la estancia Para: So that the database can be kept up to date, you are encouraged to also use the forms to submit corrections to your original postings. Summaries of all submitted scores for current and recent contests are immediately available by clicking on the appropriate link at the top of this page.

In addition historical summaries of past contests are available for major contests back to and for all contests back to via the Contest Summaries link. Over the next several months, summaries of all contests back to will also become available. To easily search the score rumors database for all postings associated with an operator's call sign or the call used, enter the call in the search box in the menu bar and click on Search.

The scores for multiple combinations of calls used and contest editions e. This means that the results for the same call can be compared across multiple years or several calls can be compared for the same year. Score Forms Links to the score reporting forms for current and recent contests are shown in the left navigation column.

Score Summaries Summaries of all submitted scores for current and recent contests are immediately available by clicking on the appropriate link at the top of this page. Search To easily search the score rumors database for all postings associated with an operator's call sign or the call used, enter the call in the search box in the menu bar and click on Search.

Pessoas online agora

Share this: